El regalo del día del padre

Regalo del día del padre 2014



El regalo del día del padre de este año es la crónica de un desatino en imágenes. El año pasado hicimos una bonita postal con las manos del bb en pintura y con un “feliz día del padre” escrito por la mamá.

Este año la idea era ir en la misma línea, pero la mamá quería sacar más vena creativa, (ella y sus pajas mentales). Así que pensó que si el año pasado habían sido las manos, este año podían ser los pies.
Una de las diferencias principales entre el bebé del año pasado y el de este es que el año pasado la mamá controlaba todo el cotarro, y este año el bebé empieza a ser independiente: fundamentalmente ya camina y mueve sus órganos como le parece oportuno y controlar eso iba a ser un poco difícil para la mamá, que inmersa en su vena artístico-creativa no prestaba atención a detalles de tan poca importancia como ese. A la hora de la verdad el bebé se lo pasó teta, aunque ahí estuvo la mamá bastante rancia puesto que no quería pintura esparcida por toda la casa, aún así, dejó que se llenara ropa, manos, pies y suelo del baño. Inmersa en todo el follón, la mamá tuvo la genial idea de plasmar aquel momento en fotografía para que quedara patente en medios digitales la versatilidad de los dos. Gracias a esta idea hemos logrado escenas de lo que fue un proceso creativo muy complejo.


regalo día del padre

El resultado de la ocurrencia de la mamá fue el siguiente: postal a la basura. Recopilación de las mejores fotos, montaje en una foto de 10×15 revelado y foto pegada en una postalica más o menos decente que la mamá se ha sacado de la manga. Esta tarde harán entrega del regalo al ojomeneado papá y a ver si le gusta…
Cabe resaltar el proceso de limpieza posterior y cómo el agua del bidé bozó a la que el bebé propinó la primera patada al agua, de repente la mamá revivió los momentos más críticos de TITANIC…
Al final hemos optado por un par de botellas exóticas de su bebida favorita y la postalica resultante del desastre…No obstante, al papá de mi bebé le ha encantado el regalo, y la explicación del proceso creativo ha sido la anécdota de la jornada…El año que viene pensaremos en algo menos creativo, pero con más probabilidades de éxito.