Colegio

Reflexiones sobre la búsqueda del colegio del bb


Y de repente me ha entrado la paranoia de los colegios…Estamos prácticamente a noviembre y me desperté el lunes pensando en que tenía que mirar cuándo eran las jornadas de puertas abiertas de los centros que habíamos pre-decidido y que nos interesaban para pre inscribir a nuestr@ bb. Me sonaba que era en Febrero pero aún así lo hablé con mi pareja. Tenía la necesidad de discutir el asunto y centrar las cosas…
En nuestro barrio tenemos dos colegios concertados, y uno público a menos de 5 minutos de casa, lo cual nos da cierta tranquilidad. Lo estuvimos hablando hace un tiempo y pensamos que en principio apostaríamos por el público y miraríamos uno de los privados y entre uno y otro tomaríamos la decisión… No obstante, esta semana he estado curioseando por ahí y he visto que hay otro tipo de enseñanza que quizás me gustaría más para bebé en sus primeros años…He estado informándome sobre Montessori, Waldorf, escuelas con metodología slow, etc. e incluso he llegado a mirar el homeschooling, aunque en mi caso no lo veo factible para nada, porque no dispongo de tiempo disponible y además el hecho de no compartir la enseñanza con otros niños, no me acaba de gustar. Sí que he investigado y he visto que existen algunas escuelas que funcionan por proyectos y que también las hay públicas. Estos colegios respetan un poco menos el temario oficial pero respetan un poco más al niño. La idea es que aprendan un poco por propia curiosidad. Fuera de contexto esta debiera ser la manera de aprender, pero en una sociedad como la que vivimos, esto es algo utópico, ya que existen reválidas cuya superación es condición sine qua non para seguir estudiando y sirven como baremo para valorar e igualar en conocimientos.



Personalmente pienso que necesitamos un cambio en el concepto de la educación. Tras estudiar a jornada completa durante 20 años si alguien me pregunta si me ha gustado estudiar, la respuesta es no. Hay muchas temáticas que he tenido que estudiar que no me interesaban en absoluto, otras de las que no entendía su utilidad (y sigo sin entenderla) y si me preguntan de todo ese tiempo que he pasado estudiando cuál ha sido realmente gratificante, útil y me ha gustado, no llega al 30%. En estos momentos que me encuentro buscando el mejor modo de escolarizar a mi bb pregunto a compañeros y amigos con estudios medios y superiores, si les ha gustado estudiar y NADIE me contesta afirmativamente, ¿no es alucinante?. De la etapa de escolarización todo el mundo destaca la relación con los compañeros y las actividades escolares o extra escolares de las que disfrutaban: excursiones, fiestas, salidas…etc. Cuando preguntas al detalle, entonces todos destacan a algún profesor (no más de 3) y alguna asignatura.

Esta experiencia personal me ha llevado a reflexionar sobre el asunto y he llegado a la conclusión de que el hecho que a nadie le guste estudiar me parece un síntoma de que las cosas no se han hecho bien. Y ahora que me encuentro fuera de ese mundillo, no sabría calibrar si aún está peor que en mi época, de ahí mis dudas y diatribas al respecto…