Temporada de vacaciones - Las cuartas vacaciones con nuestro bebé

Las cuartas vacaciones con el bebé


Este año pasaremos las terceras vacaciones con el bebé. De momento todas las vacaciones han sido distintas las unas de las otras, sobre todo porque el bebé ha ido cambiando y nosotros también nos hemos ido adaptando a sus necesidades y a su evolución.

El año que nació estuve de baja maternal, con lo cual ni me enteré que estaba de vacaciones: el bebé requería tantísima atención que apenas tenía tiempo de nada, por lo que pasaron los meses de verano y ni me enteré que el verano había pasado, únicamente recuerdo que lo pasamos regular porque hacía muchísima calor.

El segundo año con el bebé tampoco salimos demasiado. El bebé no caminaba aún (le costó 13 meses) e íbamos a la playa sólo por la tarde cuando el sol no era tan agresivo, y tampoco teníamos que bajar tantísimos trastos. Durante el día nos quedábamos en la piscina la mayoría del tiempo, era un ambiente más controlable y nos parecía más seguro, aún así debíamos poner mucha atención a causa de los malditos mosquitos tigre que nos perseguían sin piedad y nos traían de cabeza.

Cuartas vacaciones con el bebé

 El tercer año con el bebé fue el mejor hasta ahora. Disfrutamos un montón porque hicimos dos fracciones de vacaciones. Primero nos fuimos al Caribe con el bebé y como ya era más autosuficiente y le podíamos ofrecer una alimentación más variada, dormía genial y se cansaba un montón con la playa, las animaciones, los animales exóticos, los bailecitos…Y le encantaba el hecho de tener a sus padres TODO el tiempo a su atención. Todavía hoy se acuerda de las vacaciones pasadas (sobre todo porque le hemos puesto videos y fotos a posteriori) y sigue preguntando cuándo volveremos.


Y estamos a las puertas del cuarto verano con el bebé. Este año también es diferente a los demás. El bebé empieza el cole en septiembre y nos hemos reservado unos días de vacaciones para acompañarl@ con la integración y la adaptación en el cole. Este año tampoco nos hemos ido de viaje a ninguna parte y además, las vacaciones de agosto serán más cortas para reservar días para septiembre…En fin, se hará lo que se pueda: tenemos asegurados playa y piscina y tenemos pensado visitar un parque acuático como sorpresa divertida. El tiempo lo dejamos en manos del azar y el resto dependerá un poco de nosotros mismos. Lo fundamental, en cualquier caso, es pasar tiempo de calidad juntos y divertirnos en familia.