Navidad y Regalos

Reflexiones en la Noche de Reyes

Este año el BB ya es más grande y se empieza de enterar de cómo funciona la navidad. Ha disfrutado de lo lindo abriendo regalos en Navidad y año nuevo (que es cuando lo celebramos en casa de mis suegros). En mi casa, la verdad es que no recibíamos muchos regalos, un par en navidad (los más grandes) y luego algunos en Reyes pero del tipo: libros, lápices de colorear, complementos de ropa, etc. "Detallitos" les llamábamos. En casa del papá las cosas eran diferentes. Muchos regalos para los niños de toda la vida, los grandes en Navidad y los pequeños para Reyes y chuches por otro lado. Claro, el tiempo ha pasado y las cosas han cambiado mucho, pero mucho. BB está recibiendo este año del orden de 25 regalos entre Navidad y Reyes sólo en casa, si bien es cierto que muchos son tonterías como libretas, bolis o pegatinas, y otros son prácticos o chuches, me siguen pareciendo muchos. Y luego están los regalos en casa de la familia que van a salir por otros 10 aproximadamente...No sé me da la impresión de que todo se nos va un poco de las manos. En nuestro caso los suegros nos aprietan bastante para hacer regalos y no sabe mal ser los que menos cosas le regalan y así sumamos y seguimos. En el fondo lo que me da miedo es no ser capaz de hacerle comprender el valor de las cosas, y así estamos, no sabiendo si no nos estamos pasando o si va a ser contraproducente. En el caso del papá él sí sabe apreciar el valor de las cosas, por lo que no necesariamente tiene que ser negativo el hecho de recibir muchos regalos, pero siempre queda el punto de inseguridad de no saber si se está haciendo lo mejor para el BB.

Navidad, Regalos, Papá Noel, Reyes Magos, Juguetes, Niños, Bebé

Anécdota de Reyes de este año

Bueno, vamos a contar la anécdota del día 5 noche. 1.30 a.m. Sacamos todos los regalos de BB y de los otros niños de la Parada Cardíaca: Nos faltan 2 regalos...Empezamos a buscar por toda la casa, sin mucho éxito. Nos empezamos a poner nerviosos ¿Dónde hemos dejado los P***S regalos? ¡En el coche! Papá baja a la calle (suerte que no estaba en el párking que se encuentra a dos travesías de casa), al coche. Registra el coche. NADA ¡Dónde están! Empezamos a especular ¿y si nos los dejamos en el centro comercial, en el suelo? ¡Imposible! Uno de los dos regalos era un paquete de 3kg de Cola-Cao con la Baticao...Volvemos a mirar por casa (con linternas y sigilosamente para que bebé no se despierte). Nada...Desesperante. Al final recordamos que metimos los regalos en una bolsa de la compra reciclable y que encima le pusimos una bolsa de El Corte Inglés para que no se viera el estuche gigante de Cola Cao. Efectivamente, encontramos la bolsa reciclable y la de El Corte Inglés en un armario...¡Buff! ¡qué alivio! Noche para no olvidar...Ahora a prepararnos para ver la carita de BB mañana cuando se encuentre con 18 regalos para ella...¡Y esto sólo en nuestra casa!
¡Feliz noche de Reyes a todo el mundo!