Parques para niños

O cómo la mayoría de los parques están viejos y son cutres


Hoy hemos estado en un parque que encontramos por casualidad en internet. Tenemos varios parques cerca de casa, pero son muy tradicionales (cutres), como a los que íbamos nosotros cuando éramos pequeños, y hay uno en el centro de la ciudad, muy largo, que aprovecha un torrente y que no es adecuado para recorrerlo con niños (dada su longitud e inclinaciones).
Pero hoy hemos descubierto un parque fantástico. Se trata de un parque de una ciudad vecina, construido en la ladera de una colina y conserva la parte verde, aunque desgraciadamente, los árboles escasean (imposible ir en verano). Los elementos para los niños también están situados en 2 fases en la parte más alta se encuentran 4 toboganes singulares 2 medio tapados (tubos) otro con curvas y uno con saltos de nivel. Siendo este último el más "peligroso" para los niños, por los saltos, más que nada...Además de estos toboganes hay un largo circuito infantil que va de una casita de madera a otra mediante puentes colgantes, pendientes y descensos con frenos, y troncos verticales discontinuos para que los niños puedan saltarlos y llegar a la siguiente parte del circuito hay fases de distintas complejidades para niños más pequeños o mayores. En las casitas del inicio y fin del circuito existen toboganes que llevan a los niños al nivel del suelo finalmente después de este circuito encontramos césped y zona verde, lugar que se aprovecha para celebrar cumpleaños. Al segundo nivel se accede por distintas zonas asfaltadas y con frenos o apoyos para no tropezar en la bajada y ahí sólo hay un tobogán también de tubo y luego un montón de elementos muy curiosos: un panel con piezas reversibles de madera y con motivos de animales para jugar a las parejas de piezas, un columpio de neumático gigante para columpiarse más de un niño, cuerdas cruzadas verticales y horizontales, las primeras para escalar, las segundas para tumbarse y mecerse, toboganes a distintas alturas, balancín giratorio, 2 tirolinas, tubos comunicados para poder comunicarse desde un extremo al otro del parque, columpios con protección, maderas con muelles. Y al extremo izquierdo y al fondo otra zona verde donde llevar a cabo una comida, cumpleaños, o lo que apetezca.

parques, niños, nenes, ocio infantil, nenes, juego, tobogan, columpio

Lo cierto es que ya habíamos visitado uno parecido, pero nada que ver con este, con muchos menos elementos y no tan espectaculares y mucho menos cuidados. Éste nos ha conquistado y no entendemos por qué no se renuevan los nuevos parques con elementos como estos, son un éxito asegurado de afluencia y además no parecen (a simple vista) ser muy caros (maderas y elementos metálicos en su gran mayoría).