La vuelta al cole y el curriculum para P4

Hoy empezamos un nuevo curso escolar con un nuevo curriculum. Alguna novedad interesante pero pocos cambios


Cuando dejaba a BB en el cole se me encogía el corazón. Hacía un año que empezábamos la aventura de su escolarización y ya estábamos en el segundo curso de infantil. Muchas veces me pregunto cómo es posible que el año pase tan rápido y de ir con casi un bebé de 3 añitos al cole, ya voy con una criatura experimentada, que sabe dónde tiene que ir y qué tiene que hacer y que ya empieza a ser más autosuficiente.Y es que el tiempo pasa volando y los niños crecen a la velocidad del crucero.

En la reunión previa al inicio del curso la dirección del colegio nos presentó al cuerpo docente y nos explicaron un poco el programa. Nos comentaron que este año a partir de Enero utilizarían el Bee-Bot un robot infantil programable, y los propios niños se encargarían de su programación, lo cual me parece una gran idea, porque soy de las que pienso que su futuro va a ser entre máquinas, más que entre personas. Además también tendrán tablets a disposición de los niños y con ellas practicarán el funcionamiento básico del aparato y la búsqueda de información, lo cual también me parece estupendo. La mayoría de criaturas de hoy en día con 4 años saben manipular dispositivos electrónicos, así que hacer de ello una asignatura en el colegio me parece que significa estar al día. 

Colegio, cole, escuela, curriculum, temario, curso, escolarización, educación, infantil, lectura, escritura, lectoescritura, aprendizaje, máquinas, lengua, cultura, deporte
Posteriormente mencionaron los dos ejes vertebradores de este curso escolar: el aprendizaje de la lectura y la escritura. Personalmente, no me parece que sea el momento aún de aprender a leer y sobre todo a escribir, creo que tienen tiempo aún (en Finlandia a partir de los 7 años es cuando empiezan el colegio). Y especialmente con la escritura me parece que se le está dando una importancia que va a dejar de tener en cuestión de pocos años. Desde mi punto de vista dentro de diez años no creo que haya mucha gente que tenga la obligación de escribir, creo que va a haber máquinas que van a poder realizar esa función por nosotros. Así que me parece un esfuerzo innecesario y prematuro. La lectura sí va a ser fundamental aún durante un tiempo, aunque también me parece prematuro darle tanta importancia en este momento sólo tienen 4 años.

Poniéndome en el lugar del director del colegio, y centrándome en la educación infantil, yo pondría mucho énfasis a las actividades lúdicas, fomentando el "learning by playing" (aprender jugando) y el "learning by doing" (aprender practicando). En segundo lugar, daría gran importancia a las actividades artísticas: pintura, dibujo, danza, música, arcilla, cultura general etc, intercalándolas e interrelacionándolas de manera que se pusiera pasar de una a otra en cualquier momento. También me aseguraría de hacerlo en diferentes lenguas, para que los niños se acostumbren a un ambiente multicultural. Además, haría una mención especial al deporte, que debería practicarse al menos 3 veces por semana, esta es la frecuencia que se aconseja a los adultos, ¿por qué en los niños tiene que ser diferente? La cocina es otra gran fuente de conocimiento, aprovechando que hay cocina propia en el colegio se podrían aprender muchas cosas a través de las recetas, además de realizar sencillos y deliciosos platos. Y por último están las excursiones. No hay nada que impresione más a un niño que sacarlo de su hábitat y ponerlo en otro distinto. Además, tenemos la suerte de vivir en un lugar en el que 300 días del año hace bueno, se puede aprovechar para visitar ríos, bosques, montañas, playas, parques, monumentos. Y para los 65 días restantes que no se puede salir al exterior también tenemos museos, ferias de muestras, teatros y cines.

 Aunque se hacen esfuerzos por mejorar, me da la impresión que los cambios sociales superan por goleada los conocimientos que se adquieren en el colegio y que se está dotando a los niños de herramientas caducadas que no les van a servir en el futuro. También pienso que las materias tampoco se introducen cuando los niños pueden tener inquietud por conocerlas y las que sí podrían introducirse no se hacen. Habría que repensar la educación, pero a fondo.